Get Adobe Flash player

PROPUESTA EDUCATIVA

El Colegio Filipense “Nuestra Señora de la Esperanza” educa según el estilo pastoral y pedagógico de San Felipe Neri y la inquietud de

“renovación cristiana de la sociedad” de nuestros fundadores Marcos y Gertrudis Castañer y Seda.
Es un centro abierto que acoge a todos los que desean la educación que en ella se ofrece, desde el sentido de disponibilidad y universalidad que lo caracteriza.

En el Colegio se acompaña con intuición y respeto el desarrollo integral de cada estudiante, en un trato sencillo, acogedor, alegre y responsable.
Es un Colegio animado por un equipo de religiosas, profesores, laicos y colaboradores de actividades complementarias, comprometidos con un proyecto educativo cristiano y transmitiendo valores y un estilo propio,que, construyendo a la persona, sea a la vez coherente, científico y de calidad.

UNA EDUCACIÓN INTEGRAL DE LA PERSONA
El Colegio es el lugar privilegiado, para el cuidado y desarrollo de todas las dimensiones en que un niño y un joven han de crecer y madurar.
Esta educación integral implica:

• Propiciar acompañamiento y medios para que las y los estudiantes descubran, potencien y desarrollen sus posibilidades físicas, intelectuales y afectivas, así como aceptar sus propias limitaciones para que su formación sea armónica.

• Posibilitar el crecimiento de su responsabilidad social al servicio de la justicia, la libertad, la solidaridad, la buena convivencia y la paz.

• Potenciar el desarrollo de su dimensión ética, religiosa y trascendente, abriendo nuestra acción educativa a la búsqueda del sentido de la existencia humana y presentando el Mensaje de Jesucristo sobre el hombre, el mundo y la historia.

• Testimoniar, por parte de toda la Comunidad Educativa, la “vivencia responsable” de los valores que queremos transmitir desde una viva convicción personal y un respeto al ejercicio responsable de la libertad.

UNA EDUCACIÓN ÉTICA Y ABIERTA A LO TRASCENDENTE, APORTANDO VALORES DESDE UNA PERSPECTIVA EVANGÉLICA.
El Colegio Filipense “Nuestra Señora de la Esperanza” asume la dimensión ética y trascendente del hombre, como una dimensión eminentemente
humana, tal como la vivió Jesús de Nazareth, Dios plenamente hombre.

Nos proponemos ayudar a descubrir el misterio de la vida humana y cooperar para encontrar soluciones a las principales cuestiones que preocupan al hombre, creyendo que un medio importante es la cristianización de la sociedad.

Por ello nuestra propuesta educativa pone el acento en valores cristianos a los que el hombre de hoy es especialmente sensible.

IMPARTIMOS LA ENSEÑANZA DE LA EDUCACIÓN CATÓLICA
El Colegio ofrece dentro de su Plan de Estudio, la ENSEÑANZA DE LARELIGIÓN CATÓLICA, porque:


• Creemos que formar en la dimensión trascendente y en los valores evangélicos, es dar respuesta en el ámbito educativo a los grandes interrogantes existenciales que se plantea el ser humano.

• La fe en Jesús y en su Iglesia, permite formar personas críticas y comprometidas con la mejora de la sociedad.

• Ofrecemos a nuestros estudiantes la posibilidad de plantearse su vida de acuerdo a los valores del Evangelio, en clima de respeto y libertad y así somos fieles a nuestro carisma fundacional.


PROFESAMOS UN PROFUNDO RESPETO A LA PERSONA
Somos conscientes de que una sociedad plural, exige respeto y comprensión. Por ello nuestra propuesta educativa respeta la libertad de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

Tenemos en cuenta que:

• El nivel de identificación con el compromiso cristiano y con la propuesta del Evangelio se da con diferente intensidad y adhesión.


• La respuesta del hombre a Dios ha de ser siempre libre.


• Las diferentes situaciones familiares y sociales de nuestros estudiantes en relación con la fe, exige diversos niveles de presentación de la persona y el mensaje de Jesús.

PROMOVEMOS UNA SÍNTESIS ENTRE CULTURA, FE Y VIDA
Nuestra propuesta educativa ofrece a la sociedad una concepción cristiana del hombre, de la vida y del mundo, junto con una metodología y pedagogía entre cultura fe y vida.

Ayudamos a descubrir y adquirir:

• La coherencia existente entre la fe y los valores que la cultura y la ciencia propugnan.

• Actitudes y valores humanos que surgen y se identifican con los valores evangélicos.

ORIENTAMOS A LAS Y LOS ESTUDIANTES EN EL DESCUBRIMIENTO DE SU PROPIO PROYECTO DE VIDA
Dentro de nuestro Proyecto Educativo, con el ánimo de contribuir al desarrollo integral de la persona, programamos acciones orientadoras para ayudar a las y los jóvenes a construir su identidad personal y social.

Nuestra acción educativa se lleva a cabo mediante:

• Orientación vocacional y profesional.

• Acompañamiento personal, en colaboración con los padres, en los momentos más decisivos de su evolución personal.

• Orientación personalizada.

• Ayuda y orientación en la toma de decisiones sobre su vocación personal y su futuro profesional.

NUESTRO COLEGIO ADOPTA EL ESTILO EDUCATIVO DE SAN FELIPE NERI, ASUMIDO POR NUESTROS PADRES FUNDADORES MARCOS Y GERTRUDIS CASTAÑER Y SEDA
La tarea educativa en nuestro Colegio, inspirada en San Felipe Neri, “Profeta de la Alegría Cristiana”, y nuestros padres fundadores Marcos y Gertrudis Castañer y Seda, está animada por un estilo propio plasmado en:

• El ambiente educativo donde la “alegría” y el “buen humor” faciliten la entrega, el esfuerzo y la ilusión en el trabajo. Donde la “libertad”, la “sencillez” y el mutuo respeto contribuyan al desarrollo de la persona.

• La experiencia de creatividad y participación desarrollada en el trabajo de grupo y el asociacionismo juvenil, incluso más allá del ámbito escolar, en la ocupación del tiempo libre, los paseos, caminatas, excursiones, viajes y encuentros interinstitucionales.

• La valoración festiva del “encuentro” y del “compartir”, a nivel personal y de grupo, promoviendo apertura, cercanía y cordialidad en la comunicación.

• La motivación constante al desarrollo de las posibilidades personales, a la capacidad de superación, a la profundización científica en el estudio y el análisis y crítica de experiencias y acontecimientos, al fomento de la lectura y al fomento de las artes.

• El descubrimiento vital de la fe en Jesús y de la vivencia cristiana, con especial acento en su mensaje, la acción del Espíritu Santo en las personas y en la historia y una especial devoción a María.

• La orientación a las y los jóvenes, a través del acompañamiento, a que construyan su identidad personal y social.